Enemigos de Jardín son esencialmente bélicos y están bastante verdes, su posología recomienda lo de siempre, 
no consumir en grandes dosis y mantener fuera del alcance de los niños. Uso oral no tópico. 
No hay teléfono para casos de urgencia, pues en general saben que uno solo se apaña.



Martes 11 de Mayo. 21:00 h. Antic Teatre Barcelona

Enemigos de Jardín

Jueves 18 de Marzo: Enemigos en Ibiza






Enemigos de Jardín



Jueves 18 de marzo

21:00 h.

Enemigos de Jardín

en el Festival Puerto Mediterráneo del Libro


RESTAURANTE K KAFÉ


C/Obispo Azara 5, Ibiza






Martes 9 de febrero: LOST Enemigos de Jardín


LOST
Enemigos de Jardín




Martes 9 Febrero 2010
Sala Alquimista. Bar Esperpento.
21.30 h
(para ver el nuevo capítulo en Cuatro)

Próxima actuación: Jueves 28 de enero

Enemigos de Jardin

Entradas para el nuevo espectáculo de Enemigos de Jardín en Atrápalo.com


Ya están disponibles las entradas para el nuevo espectáculo de Enemigos de Jardín: Frenadol y Polanski en Atrápalo.com pinchando AQUÍ.


Entrada en taquilla: 2 euros.

Entrada anticipada en Atrápalo: 1 euro.

-¿Cómo?! ¿1 euro?

-Un euro.

-Pues me lo voy a pensar.







Del monólogo Mr. Pachá Ibiza

(...)

Estas Galas juveniles eran ciertamente el evento semanal por excelencia pero, dentro del marco anual de nuestro triste invierno lúgubre en Ibiza había una noche pachaística especialmente relevante: La noche en que las Galas Juveniles de Pachá elegían a Mr. Pachá Ibiza. Como gladiadores los jóvenes más apuestos eran reclutados de los cuatro rincones de Ibiza. De Formentera , que yo sepa, nunca participó ninguno. Acudían como los guerreros de 300 y entonces, amigos, no existía el Photoshop o existía poco. Eran hombres hechos de mediterráneo y de olivo, torsos de bronce y alma de acero, exudaban juventud y tenían el siroco saharaui en la mirada, nada en ellos era comparable al miedo y sin embargo miedo inspiraban o una suerte de respeto que hasta entonces la isla sólo le había guardado a ciertos embajadores de Alejandro Magno. Sólo Uno de ellos debía ser el elegido: aquel tocado por Apolo, Ricardo Urgell y sus dos cerezas. Su rostro debía representar los valores más sólidos de la noche ibicenca, debía ser sugerente pero no altivo, sagaz pero próximo, inalcanzable pero deseado y, en una palabra... macizorro.

(...)

Enemigos de Jardín

Por favor, por el amor de Dios y de nuestra Señora del Carmen, dejen de leer el Principito. El Principito es un libro sólo para estados larvarios del conocimiento, para mentes blandas, para niños cuya masa ósea aún no se ha solidificado. En el momento en el que uno sabe que el biberón no es para metérselo por el culo, que no debe llevarse a la boca todo lo que encuentra por la calle, en el momento que uno aprende que en la vida hay cuchillos y armas, que hay daño, que hay violencia, que hay necesidad de protección, que no vamos a estar toda la vida mamando de los pechos de nuestras madres, uno ya no debe seguir con la lectura del Principito. Ni siquiera para garabatear en la carpeta de la chica de clase “lo esencial es invisible a los ojos”. NO. Lo esencial DEBE ser invisible a los ojos. Lo esencial pertenece a una categoría de ocultamiento, y como tal, debe esconderse, disimularse, la gente no debería jamás jugar con lo esencial, lo esencial se guarda en botes pequeños, sí, pero también en los hangares del Área 51, en nuestros frigoríficos, en nuestras mesillas de noche. Y sobre todo, lo esencial no tiene forma de niño rubito con rizos y guardapolvo pasado de moda que vive en un puto planeta con cuatro margaritas, una oveja y viendo cómo una culebra se come a un elefante y no haciendo absolutamente nada más en todo el santo puto día, salvo contarle una historia de no se sabe qué a un aviador mileurista que no puede resolver si el niño existe realmente o es una alucinación provocada por las dos botellas de vodka que se ha metido en el cuerpo antes de desayunar. El Principito es blando, es jabonoso, es tierno, es bonito, es esencial, es un puto coñazo. Si ustedes respetan verdaderamente lo esencial, si ustedes tienen un ápice de respeto por el sufrimiento y la verdad, dejen de comprar este libro en todas sus modalidades de edición. Y por favor, y sobre todo, no lo compren para aprender francés. Ustedes no tendrán nunca en la vida la necesidad de decir en francés Boa Constrictor, ni explicarle a nadie que vive en un planeta de dos metros cuadrados y que viste como un gilipollas porque no hay un H&M donde comprarse un jersey decente.

La vida es vino

La vida es vino - Homenaje a Josep Pedrals










.

TEORÍA DE LA ESCRITURA URBANA por José Luis Corazón Ardura

Nuevo MySpace:



Viva la vida.

Las transiciones vagas del amor son estas: de la traición al tedio, del tedio al polígono, del polígono a la cama y otra vez a empezar desde cero. Pero siempre habrá fábricas de por medio.
¿Qué ha cambiado? ¿Qué te ha pasado? ¿Qué has hecho con tu vida? ¡Te amo! ¿Por qué estamos aquí?
Hemos quedado con mis nuevos amigos.
¿Qué?
¡Mis nuevos amigos!, dijo, tan contenta tocándose el pelo cibernético, rapado en uno de sus costados. Vamos a dar una vuelta en coche con ellos, dijo. ¿Un qué? Una vuelta en coche. Ahí vienen. Y a lo lejos entre el polvo un Seat León tuning 2009 se acercaba pisando las palomas muertas. Al volante un héroe masacrado por la noche.
Oh, ser todopoderoso, dios menor, de dónde vienes y a qué discoteca vas. Se abrió la portezuela y entramos y nos ajustamos en el asiento de atrás. Busqué la mano de mi amada, pero no estaba, no había mano, no había amada, sólo un rugido de motor y la cara tapizada de granos de su conductor.

- Qué pasa nen.




.

Querido Editor,

le escribo con pesar porque hace tiempo que no adelgazo. El motivo que me lleva a escribirle es porque he decidido abandonar las sencillas líneas de la poesía, que ya no me satisface, para adentrarme a tientas en lo que ha de ser, sospecho, mi verdadera vocación: la de escritor de cuentos y monólogos de humor. Yo comprendo que mi deuda para con usted no es escasa, me publicó cuando fui laureado y después de dejarlo con Laura me siguió publicando. Confió en mi estilo y fue usted quien sugirió que no pusiéramos una foto en el libro y, según recuerdo, esto incrementó las ventas hasta un total de seis ejemplares en el ejercicio de 2008.




.

Sólo hace falta uno


.

¿No tenéis la extraña sensación de que nos estamos yendo a la mierda? De que una patata es arte, de que la música es sólo Amaia Montero, de que la literatura es sólo Jorge Bucay, de que el cine es sólo la nauseabunda Fuga de Cerebros, de que sales de la Universidad no sabiendo ni escribir tu nombre, de que al Amazonas le quedan menos árboles que a la Plaza San Justo de Salamanca.
Bien, la tesis que hemos venido a compartir con vosotros, es la de una refundación de la historiografía moderna. Nuestra propuesta es la de que hay dos momentos históricos fundamentales, dos hitos que constituyen una fractura temporal tan acentuada que marcan el final y el inicio, el antes y el después de nuestra condición humana actual. El primero de ellos es el momento en el que a Concha Velasco le diagnostican pérdidas de orina.




.

No he sido yo el que ha muerto. Has sido tú. Y ahora qué hacemos con tu cadáver. Yo no sabía. Tú dijiste un día que querías que te lanzáramos al Sena. Eso dijiste, no creo que mintieras o que estuvieras borracho. Así que te pusimos en el coche y te llevamos a París. En un descampado incineramos tu cuerpo, oh pequeño Dido de Cartago ardiendo en una pira junto al mar, pero no había mar. Los elementos de tu cuerpo eran básicamente la primera mitad de la tabla periódica. Te faltaba Ununbio y Tungsteno, y en vida hablaste demasiado de los macarrones, es decir, que te faltaban un par de cojones. Pero te queríamos, aunque no comieras ni hablaras mucho, aunque nunca llamaras a nadie (porque tú solo llamabas a brujas y te tirabas las cartas del tarot todo el día y sabías que tu vida era e iba a ser una desgracia).


.

Rocking Jesulín

video

Los enemigos se mueven al ritmo de la postmodernidad.



.


He dejado la Universidad. Mis padres no daban crédito. La Universidad tampoco daba crédito. Por eso dejé la Universidad. He dejado la Universidad, sí, pero no era mi intención. Al principio, quiero decir, antes, yo quería ir a la Universidad. Allí estaba yo, en Ibiza, diecisiete años, diecisiete kilos menos, una novia que no hacía muchas preguntas y un Peugeot 106 de color blanco, la vida no podía ser mejor. Así que pensé… ¿cómo puedo joder yo todo esto? Bajé al centro en mi Peugeot 106 y compré un mapa de la península ibérica. Tuve que preguntar en tres sitios distintos. Algunos kiosqueros no sabían a qué me refería.




A los once años, Julio Verne pasó un verano chicharrero en Padua. Desde el alféizar de su ventana veía el río Bacchiglione calmo y tranquilo y los olivos pétreos bajo el sol de justicia. Jugaba con una navajita afilada que le regaló su tío Jules y aún no sabía que el aire era un puzle de gases. Su curiosidad deslizó el filo hasta la muñeca, donde una diminuta verruga del color de su piel había amanecido espontáneamente dos semanas atrás. Con la decisión del que espera que algo nuevo suceda en verano segó de un tajo la protuberancia, y el brazo se inundó con un delta de sangre que corría espesa y sin prisa, como un veneno letal. Se limpió bajo el frío chorro de la fuente del patio, cuyo caño lo sostenía una bocca della veritá entre los dientes. A la mañana siguiente la herida estaba sellada con una delicada pústula. Fue entonces cuando pensó en escribir un relato fantástico sobre la posibilidad de que la sangre de la verruga cortada engendrase nuevas verrugas a su paso. Y el verano dejó de ser agosto y lo exprimió como a un limón.


ESTELARES

La Vía Lactea y la Galaxia Andrómeda tienen un rumbo de colisión. El impacto se producirá dentro de millones de años, millones de años. Mientras tanto, dicen los científicos, siguen y seguirán siendo dos galaxias distintas (que se miran, que se escrutan sin comprenderse).





Actuación en la sala Savor